martes, 8 de marzo de 2011

La Guerra Civil

A continuación actualizamos el blog con los dos temas que faltan de cara al examen del próximo viernes. Primero vamos con la Guerra Civil para lo que utilizaremos los apuntes de Amparo, recordad que hay que completarlos con la economía, sociedad y cultura, básicamente lo explicado en clase.

La guerra civil española 1936-1939

La guerra civil dividió a España en dos opciones incapaces de reconciliarse: una la de los sublevados, ideológicamente de derecha y conservadora, compuesta por: falangistas, monárquicos, carlistas, tradicionalistas, más algunos de los grupos que habían formado la CEDA.
En el otro bando estaban los de izquierdas progresistas: comunistas, socialistas, anarquistas y grupos que habían formado el Frente Popular.
Los primeros eran fervorosos defensores de la Iglesia y de todos sus miembros, los segundos eran los anticlericales, aquellos que desde el comienzo de la República pensaron que la Iglesia estaba a favor de la monarquía.
Económicamente, también existía la dicotomía los primeros pertenecían a las clases acomodadas: terratenientes, empresarios y burgueses adinerados.
Los segundos eran las clases más empobrecidas: jornaleros, obreros etc.
Esta división tan generalizada dividió a España en un eje maniqueo, los buenos y los malos, que evidentemente, serían unos u otros dependiendo de la posición ideológica en la que el sujeto se colocara.
Geográficamente también el país quedó dividido en dos partes la zona rural: Las dos Castilla, Extremadura, interior de Aragón y de Galicia, y parte de Andalucía se situaron a favor del levantamiento, frente al resto del país que estaba a favor de la República La primera zona era más grande territorialmente pero más deshabitada y más pobre, la otra todo lo contrario.
La conspiración militar se inició como consecuencia de la victoria del Frente Popular en la elecciones de 1936 . Anteriormente se habían producido otros intento como la Sanjurjada en 1932 y los movimientos de los generales Godet, Franco entre otros, desde diciembre del 35 a febrero del 36.
La sublevación se originó el 17 de julio de 1936 en Marruecos, donde se encontraba la mayor y mejor preparada guarnición del ejercito español; para esto, Franco había controlado antes la situación en Canarias desde donde se trasladó a Marruecos y desde allí a la península atravesando el estrecho gracias a la aviación alemana fundamentalmente, y a la ineficacia de la marina de la República que fue incapaz de controlar esta zona .
Una vez en la península y gracias a la ayuda del general Queípo de Llano controló casi toda Andalucía occidental y camino hacia Madrid por el oeste, encontró una fuerte resistencia en Badajoz que fue sofocada duramente. Mientras tanto, el general Mola procedente de Navarra se internaba en el País Vasco buscando la ruta a Madrid .
Siguiendo las pautas de los pronunciamientos del siglo XIX la toma de Madrid sería el objetivo primordial de los sublevados, por ser ésta el centro de poder del Estado y donde residían las Embajadas, las sedes de los bancos y de todas las instituciones y por encima de todo el Banco de España.
Los dos ejércitos eran españoles pero nada tenía que ver uno y otro. El de los “nacionales” respondía a un solo objetivo: terminar con la República y obedecía a una solo voz a la de Franco y aunque hubo distintas filiaciones como falangistas, requetés etc. se impuso la unidad a las convicciones ideológica de los grupos
El de los republicanos, igual que el de Franco respondía a diversas ideologías: anarcosindicalistas, comunistas, socialistas etc.. pero antepusieron éstas al objetivo común, y en la mayoría de los casos obedecían a órdenes con intereses ideológicos que
entraban en contradicción con el interés principal que debería haber sido aplastar el levantamiento.
Las acciones militares de la guerra la vamos a agrupar en cuatro fases:
1ª: Julio del 36-primavera del 37 : del paso del estrecho a la batalla de Madrid.
2º: Primavera del 37- primavera del 38: de la batalla del Norte a la batalla de Teruel.
3º: Abril-Diciembre del 38: la batalla del Ebro.
4º: Diciembre del 38-marzo del 39: la batalla de Cataluña y el fin de la guerra.
En la primera fase, los sublevados consiguieron controlar casi la mitad del país, con las tropas de Marruecos y con la ayuda de Alemania y de Italia .El general Queípo de Llano consiguió el dominio absoluto del SW español
En esta etapa se constata que no era un pronunciamiento tipo siglo XIX como habían pensado los golpistas y que por lo tanto, había que cambiar la estrategia: esto era una guerra que no se sabía cuánto iba a durar
En la segunda fase, las tropas de los sublevados, ante el fracaso de la toma de Madrid se dirigen hacia el Norte buscando la cornisa cantábrica por su gran potencial económico. El símbolo de esta etapa es el bombardeo de Guernica por parte de la aviación alemana la Legión Cóndor.
El Estado de los sublevados se instala en Burgos como capital de la España franquista.
La tercera fase, es la más crítica de la guerra, pues las tropas franquistas cortan en dos las zonas republicana y alcanzan el Mediterráneo, Cataluña se queda aislada y Barcelona como la capital del Estado republicano.
La actividad diplomática en esta fase es tan importante como la militar; la República trata de ganar tiempo a la espera de que estallase el conflicto europeo y que invirtiese la situación militar.
La cuarta y última fase, terminó con la débil resistencia republicana, los historiadores opinan que fue en esta batalla donde las estrategias militares fueron más brillantes. En enero cae Barcelona y en los primeros días de febrero había caído toda Cataluña. 500.000 personas marchan al exilio.
Franco nunca aceptó las negociaciones para poner fin a la guerra sino que exigía una rendición incondicional, el 28 de marzo las tropas de Franco entran en Madrid , el uno de abril firma el último parte de guerra.
La guerra de los frentes había terminado. Pero no vino la paz a España.
-
La evolución política de la II República durante la guerra civil.
Desde el mismo momento de la sublevación la República se vio impotente para controlar su propio territorio debido a la incompatibilidad entre las fuerzas del orden y del ejercito y a la presencia de poderes locales revolucionarios que tendieron a hacer la guerra por su cuenta, anteponiendo sus ideas al objetivo común.
Desde el mismo momento del Alzamiento se intentó llegar a un acuerdo con los sublevados por parte de Diego Martínez Barrio. Cuando este intento fracasó el nuevo presidente del gobierno armó a las milicias obreras; comenzó una revolución liderada por los sindicatos UGT y CNT que lo que perseguían era luchar con una autonomía total e independiente del poder del Estado.
Las revueltas que se originaron entre los distintos grupos políticos y sindicales incapaces de ser controladas por el Gobierno dio lugar a que éstas afectaran negativamente a la imagen de la República.
Estas revueltas dieron lugar a una dura e indiscriminada represión, que en algunos casos no eran por motivos políticos sino simples ajustes de cuentas; se sospechaba de todo el mundo y fueron asesinadas muchas personas por ser simpatizantes de la derecha, entre las que formaba parte el clero.
Los sindicatos llevaron a cabo intervenciones, incautaciones y colectivización de las propiedades de aquellas personas que habían huido o desaparecido por miedo o porque eran simpatizantes de los sublevados.
Las tropas republicanas combinaron las milicias sindicales o políticas con el Ejercito regular, sin un objetivo único sino que mezclaron guerra con revoluciones particulares según las ideas y los objetivos de los distintos sindicatos o partidos.
En tiempo de Largo Caballero se creó un gobierno de concentración en el que por primera vez forman parte los anarquistas. Y entre ellos por vez primera entra una mujer como ministra Federica Montseny, tendría que pasar cincuenta años para que esto volviera a ocurrir.Con la finalidad de encausar todas las fuerzas republicanas, cosa que no se consiguió, es más, un grupo disidente del partido comunista funda el POUM de carácter trotskistas; el caos fue tal que en 1937 se origina una pequeña guerra civil en Barcelona entre los anarquistas y el POUM
En esta época, se aprueba el Estatuto de Autonomía del País Vasco éste había estado detenido el las Cortes durante el Gobierno de la CEDA; también se traslada la capital del Estado a Valencia
Tras la dimisión de Largo Caballero le sucede el Doctor Negrín, durante su mandato la capital se trasladó a Barcelona, recuperó el control de la guerra, se redujo el poder de los obreros y se paralizaron las colectivizaciones, pero demasiado tarde, y ya lo que quedaba era prácticamente la rendición. Negrín propuso la resistencia a ultranza contra Franco a la espera que estallase el conflicto internacional que parecía inminente y daría un vuelco a los resultados de la guerra, pero con la firma del Pacto de Munich todas las esperanzas se vinieron abajo, la guerra se había aplazado, de momento, y Franco estaba a punto de conseguir su objetivo.
Ante esta situación y en contra de los deseos de Negrín el Coronel Casado jefe de la Junta de Defensa entra en contacto con los sublevados a fin de llevar a cabo una derrota honrosa para los republicanos, cosa que no se consiguió, Franco buscaba una rendición incondicional por parte de los frentepopulistas, y de esta manera la guerra se alargó algunos meses más.
Evolución política de los sublevados durante la guerra civil
En la zona dominada por los sublevados al ser éste un régimen militar se impuso un férreo control, la represión fue brutal e indiscriminada lo que valía era la “limpieza”, sus victimas fueron todos los sospechosos de izquierdismo, lo fueran o no, así pasó con algunos intelectuales, era una manera de atemorizar a la población.
En este primer momento, además de la represión se intentó anular todas las leyes y normas de la República. En Burgos se establece la Junta de Defensa Nacional, con la entrada de Franco en esta Junta se toman algunas medidas como la vuelta a la bandera monárquica, la roja y gualda, como emblema del Nuevo Estado.
Pronto es nombrado Franco como Generalísimo de los tres Ejercitos y Jefe del Gobierno y del Estado. La Iglesia desde el primer momento se posiciona a favor de los sublevados y declara la guerra civil como Cruzada .
A medida que se percibía que la guerra iba a ser larga se crea un estado mejor articulado y más coherente de corte fascista con la ayuda de Ramón Serrano Súñer.
Lo primero que firma Franco es el Decreto de Unificación creando un partido único llamado Falange Española Tradicionalista y de la JONS, para ello expulsa a Portugal al jefe de los tradicionalistas, se detuvo al jefe de Falange Manuel Hedilla por oponerse a la unificación. El jefe de este partido único era Franco.
Esta concepción de la sociedad era absolutamente fascista, según el cual un solo grupo político sería el intermediario entre la sociedad y el Estado.
Respecto a los partidarios de la CEDA que en un primer momento lo apoyaron, sus líderes entre ellos Gil Robles, fueron expulsados a Portugal temiendo una sublevación de los monárquicos.
El soporte ideológico y político lo constituyó el Movimiento Nacional de 1937, este soporte integraba las corrientes ideológicas del partido recién creado y todo supeditado al Caudillo.
El sistema franquista se rigió por la Leyes Fundamentales, especie de carta de deberes y derechos de los ciudadanos. Todas éstas fueron redactadas durante el primer franquismo.
El Fuero del Trabajo: Regulaba las relaciones laborales, se prohíbe la huelga.
La ley de Cortes: Se crean las Cortes con un papel consultivo.
El Fuero de los Españoles: Donde se fijaban los derechos y deberes de los españoles pero que podían ser suspendidos cuando el gobierno lo considerara oportuno.
La Ley de Referéndum Nacional: Por las que podrán someterse a referéndum aquellas cuestiones que el Jefe del Estado crea necesario.
La Ley de Sucesión :Donde se declara que España es un Estado católico, social y representativo y de acuerdo con su historia se constituye en Reino.
El mantenimiento de la represión necesitó un fundamento legal y para eso se redactaron leyes como:
Ley de Responsabilidad Política: Por lo que podían ser encausadas aquellas personas que hubiesen pertenecido a cualquier institución en época de la República.
Ley de Represión del Comunismo y la Masonería: Se ponía bajo la jurisdicción militar a los colaboradores en la guerra con el bando republicano.
Ley de Seguridad del Estado: Se suprimían todas las libertades individuales y sociales y se establecía una férrea censura previa


* Ésto último referente a las leyes, también sirve para el tema de la Dictadura de Franco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada